Mdc
MOSCS DE COLORES

Suajili

Choko

La expresión Choko forma parte del argot callejero de Tanzania lugha ya mitaani (lenguajes de los barrios de la ciudad) y se usa para referirse a los homosexuales pasivos. El origen del término y su relación con la homosexualidad parece confuso y se seٌñalan diversas posibilidades.

Algunos lo derivan sin más de la palabra francesa “chocolat”, tal vez por la juventud y el color de la piel, mientras que otros apuntan a la palabra suajili “choco” que significa horno y que por la forma tradicional de algunos hornos de la zona podría tener connotaciones sexuales al relacionarlo con el culo.

La palabra choko proviene de la palabra chokora que es el nombre de los chicos de la calle o sin hogar, foto de unos en la playa en Tanzania

La palabra choko puede tener su origen en palabra chokora que es el nombre de los chicos de la calle o sin hogar.
Foto sin título de Leo D’lion utilizada con CC BY 2.0 /redimensionada y optimizada.

 

Sin embargo nos ha llamado más la atención la teoría que plantea que el término “choko” no sería más que la abreviación o el acortamiento de la palabra “chokolaa” o “chokoraa” que se usa en Tanzania y que derivaría del argot kenyata Sheng “chokora”, todas ellas referidas a los chicos de la calle, o chicos sin techo. Y si bien en principio no había demasiada relación entre este término y el comportamiento homosexual nos encontramos que varios estudios señalan que las prácticas homosexuales (incluida la penetración anal) entre los chicos de la calle era la norma (por lo menos en ámbito geográfico del estudio) y no sexo transaccional como se podría pensar, sino como un patrón complejo de relación afectiva y sexual que se enmarca dentro de un modelo llamado “kunyenga” y que podríamos traducir como “sexo cómodo” y que los niños distinguen del llamado “sexo real” que sería el sexo heterosexual.

Resulta además muy llamativo el hecho de que el “kunyenga” se justifica como una alternativa a la homosexualidad puesto parece existir la creencia, fomentada por la iglesia católica, en que hacerse pajas provoca o es signo de una desviación homosexual, por lo tanto y para evitar este tremendo peligro que supone dejarse llevar por el demonio de la homosexualidad que se esconde tras la masturbación, qué mejor que desahogarse con un buen amigo o compañero de miseria “jugando” al sexo de mentira.

Dicho lo cual y sin más información disponible que la audiencia decida cuál es el más probable origen del término “choko” para señalar a los homosexuales.

 



[adrotate group=»2″]

¿Qué piensas sobre esta expresión?

Cuéntanos qué te parece, si te ha gustado, si no, si hay algún error y también si conoces alguna palabra con la que ampliar este diccionario. Tu opinión y tu información son muy importantes. Y también la difusión.



Y también dejarnos un comentario
▼ Sé el primero en comentar
▲ Cerrar comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *